» » COMPULSIÓ

COMPULSIÓ

Publicado en: Interviews | 0

¿Puedes explicarnos en qué consiste este trabajo?

Compulsió nació cuando me compré la Sony VX1000. Empecé a grabar con quién pude y cuando pude, siendo fiel a mis gustos e intentado plasmar mis ideas a la pantalla. Hace más o menos un año y algo ya iba guardando el contenido para llegar a hacer Compulsió.

Maties ha supuesto la mitad del proyecto y es con la persona que he ido compartiendo ideas para llegar al producto final. Hemos crecido juntos, y la obsesión por el patín siempre ha sido mutua. Ambos hemos ido creando una base sobre la cual formar Compulsió. Si tengo que nombrar a alguien es a Maties. También Sebas Sitjar ha supuesto un gran apoyo, transmitiendo su adicción por el skateboarding.

¿Cuánto tiempo has empleado para llevarlo a cabo?

Un año aproximadamente. Trabajo seis días a la semana, y libro justamente el martes. Es difícil combinar mi horario con el patín.

Personalmente me encanta la manera con la que grabas tan cerca, llegando incluso a rozar el fisheye con el monopatín. ¿Alguna vez has tenido un susto grave? Por ejemplo, un rayón a la lente más gordo de la cuenta o directamente un sensor menos…

Gracias! Para mi es el estilo que más me atrae visualmente y el que sencillamente me da mejores resultados. Y claro que sí, constantemente me dan en la cámara. Me han roto el micro dos veces, me reventaron el fisheye, la cámara no para de fallar… incluso tengo una cámara rota que utilizo únicamente por las piezas. Es inevitable recibir golpes, yo los recibo cada vez que salgo a grabar. El problema es cuando te acostumbras y dejas de darle importancia (como es mi caso), que es cuando te quedas sin cámara. Pero me es imposible renunciar al plano que he decidido conseguir, prefiero recibir golpes.

¿Este es tu primer mediometraje, por así decirlo, de skate? ¿Tienes más proyectos que podamos ver? ¿Piensas ya en el próximo?

Hice un clip hace un par de años de tan solo tres minutos que fue cuando me enganché a grabar y editar. Su nombre es Mitjanit, es un homenaje al vídeo de Yoan Taillandier: Minuit. Es el que me abrió la puerta hacia el skate underground entre comillas. Y evidentemente pienso en el próximo, antes de terminar Compulsió ya tenía la cabeza en el siguiente. Tengo vagas ideas que querría implementar, pero me he dado cuenta que anticiparse mucho puede ser inútil, ya que nunca sabes con lo que te vas a encontrar y lo que te va a inspirar cuando salgas a grabar.

Entrevista por Rafael Álvarez
Texto por Esteve Femenias